1264_MARUJA_NDC_22.jpg

JUAN PIÑERO Maruja manzanilla Pasada 0.50 ltr.

Generoso

Juan Piñero compró su bodega en la emblemática calle Trasbolsa de Sanlúcar de Barrameda con la intención inicial de construir viviendas. Sin embargo, su decisión cambió, y su inversión se transformó en una fuente de alegrías a través de la manzanilla Maruja.

Maruja es un vino que, con el tiempo, ha llegado a ser un auténtico tesoro, reflejando las vidas de sus elaboradores. Abrir una botella de Maruja es descubrir un carácter forjado durante casi una década. Esta manzanilla guarda secretos que solo quienes se entreguen a ella sin reservas podrán conocer, revelando gradualmente cómo ha llegado hasta nosotros gracias a la confianza y cuidado de Juan Piñero, su primer y ferviente defensor.

Piñero relata en un vídeo para el Club Vignerons cómo su fascinación por la belleza de la bodega lo llevó a comprar botas en lugar de construir viviendas. La bodega se convirtió en una catedral que alberga grandes vinos como la manzanilla Maruja. Con una altura de siete metros desde la bota más alta hasta el techo y su suelo de albero, la bodega conserva el frescor y la humedad esenciales para este tipo de vino durante su reposo en las siete criaderas y una solera.

La manzanilla Maruja ha sido una fuente de alegría y consuelo para Piñero, especialmente en momentos difíciles. Con 90 puntos Parker otorgados por Luis Gutiérrez, esta manzanilla ha sido descrita como un vino de libro, elegante y sutil, evocando la brisa marina de la costa sanluqueña.

Maruja es la realización de un sueño para Piñero, quien, junto con el enólogo Ramiro Ibáñez, ha logrado crear una manzanilla auténtica y tradicional. Esta manzanilla requiere tiempo y espacio para abrirse y expresarse plenamente. Sus notas de miel, pan tostado y canela, junto con recuerdos marinos de sal y yodo, la hacen melosa y coqueta. A la vista, presenta un color muy dorado. En nariz, se aprecian notas yodadas, miel, pan tostado, curry y tiza. En boca, es muy salina y mantecosa, con gran persistencia.

La bodega de Juan Piñero sorprende por la alta calidad de sus vinos. La manzanilla pasada Maruja es la evolución de su hermana menor, elaborada después de pasar por tres criaderas y una solera más antigua, con una vejez media de 12 a 15 años. El resultado es un vino delicado y complejo en nariz, con notas minerales y yodadas, un color dorado brillante, y una textura cremosa y crujiente.

Maruja es elaborada en el Pago del Hornillo, en Sanlúcar de Barrameda, sobre suelos de albariza y bajo un clima mediterráneo oceánico. La fermentación se realiza con levaduras autóctonas en el lagar y sigue un sistema de tres criaderas. Este cuidado proceso de elaboración y envejecimiento resulta en una manzanilla que es una verdadera joya enológica.

País

España

Uva

Palomino Fino

Zona D.O

D.O Manzanilla San Lucar de Barrameda

Añada

N/V

Bodega

Juan Piñero
formato7

Formato

0,50 ltr.

28,75 

Hay existencias

País

España

Bodega

Las Botas

Añada

N/V
45,00 

País

España

Bodega

Las Botas

Añada

N/V
45,00 

País

España

Bodega

Diez Merito

Añada

Vors 30 Años
79,00 

País

España

Bodega

Bodega Sanchez Romate

Añada

N/V
19,75 

¿Tienes más de 18 años?

logo-simple