898_CIRSION_NDC_22.jpg

RODA Cirsion 2018

Tinto

En 1995 descubrimos que algunas cepas producían uvas cuyo sabor era muy diferente al de las plantas de alrededor. Nos proporcionaban una sensación de plenitud, de volumen, con registros más próximos a un vino que a una uva. Dos años después, elaboramos nuestro primer Cirsion, que no salió al mercado, y comprobamos que con una corta crianza alcanzaba un nivel de sedosidad increíble y una complejidad frutal fuera de lo común. Cada vendimia recorremos los viñedos buscando esta curiosa rareza natural y así, una entre mil, se recogen las uvas de Cirsion.

La añada meteorológica comenzó con un otoño muy seco y los pantanos prácticamente vacíos. Diciembre trajo lluvias, y durante el Día de Reyes hubo lluvias y nevadas que causaron un caos circulatorio en la A6, ocupando las portadas de los informativos. El invierno terminó siendo muy frío y los pantanos a rebosar. La brotación llegó algo retrasada, con más de 280 mm de precipitación desde enero. La primavera fue muy fría y lluviosa, con una floración tardía, la más retrasada en años.

Julio trajo fuertes tormentas y granizadas. El día 8, el granizo afectó a una buena parte de nuestros viñedos en Villalba, Briñas, Haro y Gimileo, desarrollándose ataques de mildiu, principalmente en Rioja Media y Alavesa. Agosto fue seco con picos de calor y noches frescas, y el envero también llegó retrasado. Apareció mildiu de racimo, especialmente en las áreas afectadas por el granizo. Los suelos estaban muy mojados, lo que dificultaba los tratamientos. Las enfermedades de madera se manifestaron con más virulencia de lo habitual.

Fue un año de cosecha abundante en la D.O., aunque no fue el caso de los viñedos de RODA que habían perdido parte de la producción debido al granizo de julio. En septiembre hubo tormentas con lluvias que provocaron botritis. Las imágenes de Logroño inundado en San Mateo fueron impresionantes. Al final de septiembre, las temperaturas fueron muy altas. La vendimia llegó tarde, comenzando los últimos días de septiembre y terminando el 23 de octubre.

Durante el ciclo vegetativo se recogieron 668 mm, convirtiendo la añada 2018 en la segunda más lluviosa en la historia de Roda, después de 1992. Ha sido uno de los años más complicados meteorológicamente.

Cirsion 2018 está compuesto por un 90% de Tempranillo y un 10% de Graciano. Las uvas provienen de diversas parcelas seleccionadas, aplicando investigaciones propias sobre la polimerización de taninos y antocianos. La fermentación se realiza en tinas de roble francés con control de temperatura, seguida de una fermentación maloláctica en barricas de roble francés. El vino se cría durante 8 meses en barricas nuevas de roble francés.

En cuanto a la cata, Cirsion 2018 presenta un color muy profundo, casi impenetrable, con un fondo muy oscuro y ribete rojo purpurado. En nariz, es enigmático y enorme, con frutas pequeñas negras y algunas rojas, una mineralidad desbordante, tierra mojada, violetas, tinta china, y chocolate negro relleno de un licor delicioso y fresco. En boca, ofrece un enorme volumen lleno de matices, con frutas negras unidas a la negrura del cacao, notas balsámicas y la frescura del Graciano. La madera es impecable y la textura en boca es de ensueño, con un final larguísimo y lleno de frescura.

País

España

Uva

Graciano, Tempranillo

Zona D.O.

D.O.Ca Rioja

Añada

2018

Bodega

Bodega Roda
formato7

Formato

0,75 ltr.

185,00 

Agotado

País

España

Bodega

Bodegas Vetus

Añada

2019
10,60 

Hay existencias

País

España

Bodega

Bodegas Ordoñez

Añada

2022
19,75 

Hay existencias

País

España

Bodega

San Roman

Añada

2021
12,90 

Hay existencias

País

España

Bodega

Enrique Mendoza

Añada

2018
20,95 

Hay existencias

¿Tienes más de 18 años?

logo-simple